No hace falta nada más

Publicado: diciembre 10, 2011 en Poesias

Olvidé

Me levante una mañana con preguntas en mis labios

Dudas que no eran mías, que ya no me pertenecían.

Me levante esa mañana mirando al cielo desde mi ventana,

Mire y empecé a entender, que el astro que encima  estaba

No brillaría más aunque otro nombre tuviera.

Sentí el gélido aire de la mañana y comprendí,

Que más frío no sería si otro nombre yo le diera.

Camine por un jardín, descalzo, sintiendo el roce,

Suave roce contra mis dedos y no atisbe nada diferente

Si otro nombre tuviera, el verde suelo que pisaba

Oscureció, ya no veía nada, esa oscuridad me perturbaba

Vi un reflejo en tu mirada, blanquecino reflejo

Que tanta paz me otorgaba.

Te mire y tan pronto lo hice olvide, olvide todo

Todos los nombres, olvide todas las cosas

Y en  ese momento descubrí, que jamás

Me olvidaría de ti.

                                                                      M.G.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s